Despliegue de la Función de Calidad (QFD) para diseñar o mejorar productos

Los Proyectos Lean para el diseño de nuevos productos o modificación de los existentes, proponen una herramienta denominada QFD Despliegue de la función de calidad la cual propone elaborar 4 matrices en las cuales se traducen las necesidades del consumidor a requerimientos apropiados que la empresa debe incorporar al diseño del producto, considerando cada una de las etapas del ciclo de vida de un producto.

QFD es una herramienta de pensamiento Lean, porque reconoce que el producto debe ser diseñado de forma eficaz desde el primer día. QFD propone integrar toda la información disponible y la tecnología y las restricciones de los procesos industriales de la empresa en 4 tipos de matrices.

La metodología propone valorar cuantitativamente las características y funciones que se deben añadir al diseñar un producto o servicio partiendo de los datos cuantitativos que generan los clientes acerca del nuevo producto o una gama de productos que se desean diseñar y desarrollar.

De forma sencilla y eficaz se elaboran 4 Matrices de información interrelacionadas unas con otras. A continuación resumiremos el proceso de pensamiento eficaz en 4 Pasos:

calidad Progressa

Matriz A Planificación del Producto a Diseñar:

Se elabora la Matriz colocando las especificaciones técnicas exigidas por los clientes para el producto (La Voz del Cliente). En el eje horizontal, las especificaciones técnicas y de ingeniería que debe tener el producto, la tecnología y los criterios de funcionalidad del producto para cumplir las exigencias del Cliente. Se pondera cuantitativamente estas exigencias y se analiza cual es la situación actual de nuestra empresa desde el punto de vista de ingeniería y capacidad industrial para fabricar los componentes del nuevo producto.

Se trata es reconocer es cuál es el mejor producto existente e incorporar sus beneficios y su tecnología en el nuevo diseño de una gama de productos o en un producto específico.

Matriz B Despliegue de las partes, componentes y funciones del producto:

Esta Matriz integra las exigencias técnicas y la tecnología que el producto debe tener y reconoce los problemas de compatibilidad que pueda existir hoy y en un futuro cuando se desarrolle la gama de productos. A este proceso se le denomina la Casa de la Calidad porque se genera una interrelación uno a uno y cruzada de todas las especificaciones técnicas y la tecnología involucrada para garantizar la mayor fiabilidad del producto y aumentar significativamente la seguridad y el menor coste posible. Adicionalmente incorpora información del mantenimiento del producto y de la Voz del Cliente acerca de problemas y reclamaciones de calidad de productos similares.

Matriz C Planificación del Proceso de Industrialización:

En esta matriz se incorporan los procesos productivos actuales que la empresa tiene disponible y los nuevos procesos y tecnología necesarios para fabricar el nuevo producto. El enfoque Lean o eficaz del diseño nos impulsa a pensar en los procesos productivos futuros que la empresa debe preparar para fabricar, bajo los principios de mejora continua estén garantizados en los puestos de trabajo productivos y en las capacidades de producción de la maquinaria.

Matriz D Planificación de la Producción:

En esta Matriz se planifica todos los recursos, maquinaria y estándares de trabajo dentro de las instalaciones de producción. Esta propuesta de eficacia a nivel industrial nos motiva a pensar desde el diseño, cómo deberán ser los procesos productivos y los modos operatorios que se deberán ejecutar. Se debe analizar la Capacidad total de la fábrica para tener disponibilidad de capacidad industrial para incorporar el nuevo producto a los planes de producción y a la secuenciación diaria de producción.

Para finalizar esta metodología nos gustaría recordar que todas las metodologías conocidas que incorporan los principios Lean a los proyectos de diseño de productos buscan por un lado fabricar el mejor producto y al menor coste total que cubre la inversión del proyecto y el retorno de la misma durante la vida del producto. Este enfoque de eficacia se le denomina Palanca de la Calidad que nos dice que cualquier euro invertido (1 €) en realizar un diseño lean y eficaz de un producto nos ahorrará, cualquier coste que se genere en las fases posteriores de un proyecto por omitir especificaciones de diseño o por defectos en el producto final fabricado y vendido.

Estudios realizados en las empresas que ejecutan actualmente herramientas lean de diseño y ejecución de proyectos del tipo QFD estiman que una modificación aguas abajo del proyecto o durante la industrialización puede llegar a una proporción de 100 a 1 de coste, con respecto a su consideración en el diseño.

En el dibujo del Modelo de Palanca de Calidad se observa cómo se incrementan los costes a medida que se incorporan modificaciones en el diseño inicial del producto que no fueron valoradas o analizada desde el principio.

calidad Progressa

Esta Metodología forma parte de las múltiples Herramientas que se desarrollan en un modelo de Gestión Lean Management y Lean Project.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies. ACEPTAR