¿Qué pasa después del Proyecto Piloto Lean? Plan de Expansión

En algo que seguro estamos todos de acuerdo a la hora de implantar un modelo de gestión Lean dentro de una empresa, es: “el que mucho abarca poco aprieta”.

Partiendo de la base que es necesario comenzar la implantación de la Mejora Continua siempre en un proyecto piloto dentro de la empresa y nunca intentar abarcar a toda la compañía (causa principal de múltiples fracasos en los procesos de implantación).

Durante el proyecto piloto se trasmite el conocimiento y metodología a seguir para afrontar con éxito del plan de expansión, así como garantizar la sostenibilidad de lo ya implantado (plan de auditorías).

¿Qué pasa una vez el Proyecto Piloto se ha implantado y está funcionando con éxito dentro de un modelo gestión Lean?

Ahora que la propia organización está comprobando de forma real lo potente que es el modelo Lean y como se están generando mejoras reales que son fácilmente medibles y cuantificables en euros, llega el momento de acabar de implantar el modelo de gestión Lean al resto de la organización.

Siempre partiendo desde la idea clara que no hay dos empresas iguales, y por tanto desde Progressa apostamos siempre por adaptar el método a la realidad específica de cada empresa (no existen las recetas únicas), llega el momento de Desarrollar el Plan de Expansión y el Plant Improvement Plan, que debe incluir con todo detalle el mapa global de Gaps de la organización.

Para llegar a desarrollar este Plan de Expansión, se debe por un lado partir del conocimiento adquirido durante la implantación del Proyecto Piloto, para determinar correctamente los tiempos de implantación, es una realidad que hay empresas donde es más fácil la adaptación al cambio que en otras.

Este Plan de Expansión también debe considerar en su desarrollo, los recursos reales que se van a dedicarse a la Mejora Continua (Lean Promotor) y por supuesto y clave para la implantación del Plan dentro de la organización, es la implicación de la Dirección (en muchas ocasiones “las necesidades inmediatas de los accionistas y la mentalidad económica financiera de los directivos se han puesto por encima de las realidades cotidianas de especificar y crear valor para el consumidor o cliente). El dueño del Plan Expansión es siempre la Dirección de la compañía.

Para fijar el Plan de Expansión la compañía debe aterrizar sus líneas estratégicas (un modo posible es a través del Hoshin Kanry, como herramienta estratégica de toma de decisiones para el equipo ejecutivo, que concentra los recursos en las actividades esenciales para lograr los objetivos de la empresa).

Muchas veces una forma de aterrizar las líneas estratégicas a la táctica es a través de un análisis de costes que nos permita priorizar aquellas líneas de negocios o productos que requieran ser las prioritarias a la hora de implantar un modelo de gestión que permita mejorar las operaciones.

La posibilidad de la Mejora Continua está presente en todas las actividades empresariales. Su correcta aplicación genera una organización más flexible y permite hace frente a las nuevas exigencias del mercado.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies. ACEPTAR