Etapa 1. Lanzamiento

La involucración y la motivación juegan un papel fundamental a la hora de lograr metas y objetivos. Hay que asegurarse que los objetivos de cada trabajador se corresponden y están alienados con los objetivos de la organización. Esto conduce a una mayor productividad y una mejora en la calidad del trabajo.
Para el éxito de la implantación de los planes de mejora hace falta abordar tres aspectos:

  • Implicación de la Dirección.
  • Comunicación General.
  • Formación.

Primera etapa del método, clave para sentar las bases de su implantación.
Se fundamenta en:

Implicación de la Dirección

La Dirección debe hacer suyo el plan de mejora desde el inicio. Frente a la natural resistencia al cambio que se produce en la organizaciones empresariales  se requiere un apoyo e implicación real de la Dirección (consumo de recursos y tiempo).

Comunicación General

Es fundamental hacer participe a toda la organización,  se debe trasmitir la información adecuada de forma ordenada y precisa.

Formación

El conocimiento previo por parte de las personas clave de la organización de toda la metodología de Mejora Continua,  incluyendo todas la herramientas Lean que se emplean en la diferentes etapas del método, contribuye a una mas rápida implantación del sistema en la empresa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies